Comando de Emergencia despliega varios frentes de trabajo y asistencia en...

Comando de Emergencia despliega varios frentes de trabajo y asistencia en el oeste

Compartir

 

Un despliegue importante de recursos humanos y logística dispuso el estado provincial a través del Comando de Emergencia en el extremo oeste, zona afectada por lluvias extraordinarias que han provocado anegamiento de decenas de viviendas en Ingeniero Juárez. El número de evacuados, llegaba a poco más de una docena de familias, reubicadas en iglesias y el polideportivo municipal, ya que muchas optaron por instalarse en la casa de un familiar o amigo hasta que el agua haya bajado.

El ministro de Gobierno, Jorge Abel Gonzalez, en su condición de máximo responsable del Comando de Emergencia se constituyo en Juárez junto al ministro de la Comunidad, Aníbal Gómez, el titular de Refsa, Fernando De Vido, además de equipos técnicos de Defensa Civil con su titular Pablo León a la cabeza y funcionarios de esferas sociales y sanitaria.

González explico que “estamos trabajando en terreno y garantizando el normal desarrollo de las clases y de los comedores escolares, además de llegar con toda la ayuda necesaria a las familias damnificadas a partir de este registro extraordinario de 200 milímetros de lluvia en pocas horas, anegando casas particulares y gran parte de la localidad”.

El ministro Gómez junto al jefe comunal Rafael Nacif y sus colaboradores recorrieron los lugares más afectados y verificando la llegada efectiva de la asistencia.

Por su parte, De Vido estuvo al frente de las cuadrillas de trabajadores y el despliegue logístico de maquinas afectadas para ampliar la capacidad de drenaje y también los que se abocan a restablecer el normal servicio de energía eléctrica.

El equipo del ministerio de Desarrollo Humano trabajó en la zona en forma coordinada con el área programática del distrito sanitario 1, y todos asistidos y acompañados por la policía y el municipio local.

“El agua caída fue muy importante, en este momento el cielo cubierto pero sin precipitaciones. En el centro de Juárez no tenemos agua, sí en algunos lugares puntuales que son los críticos. A día lunes estuvo bastante feo el contexto, sobre todo en las barriadas de la parte norte, pero las aguas han venido escurriendo bastante bien y alivio la situación en general”, detalló el ministro González.

Agregó que “en la parte sur, los barrios Obrero, Curtiembre, con gran cantidad de agua, y estamos trabajando para mejorar el escurrimiento hacia el este por el canal que va desde Juárez hacia Chiriguanos y derivaciones hacia distintas lagunas de la zona”.

Personal de Defensa Civil y Seguridad Comunitaria se encargan de toda la ayuda a las familias afectadas en general y en particular a las evacuadas en el polideportivo y en sitios como iglesias, donde se organizaron ollas comunitarias para garantizar la alimentación.

Además se está trabajamos con Planificación y Refsa para poder analizar la situación de las redes de energía, con la cantidad de agua caída se han generado problemas y al mismo tiempo se disponen las labores tendiente a brindar seguridad a la gente.

La subsecretaria de Niñez Graciela  Parola, el subsecretario de deportes Mario Romay, el responsable del IAPA Marcelo Kremis, la directora de Seguridad Comunitaria Gloria Giménez, también se abocaron a coordinar acciones que hacen a sus competencias a fin de atender lo necesario ante la emergencia.

 

Misión Pozo Yacaré

 

También el gobierno provincial está atendiendo la situación en la zona del río Pilcomayo “con las correderas y las defensas”, además de la zona de  Misión Pozo Yacaré, donde también se registro una lluvia muy importante superior a los 160 milímetros.

Hay también cortes en algunos tramos de la ruta 9 en esa franja del oeste provincial, por lo que se mantiene un permanente monitoreo para llegar con asistencia a algunas familias que pudieran encontrarse en una situación de aislamiento parcial. Para ello y de ser necesario se disponen de canoas para el transporte de la ayuda que pudiera demandar la situación.

El intendente juarence Rafaelo Nacif expuso el complejo cuadro en la zona, la que si bien se caracteriza por ser de clima árido y marcado déficit hídrico, “en el transcurso de este año han caído más de 750 milímetros de lluvia. Esto significa un total de 15 veces más que la media anual”.

Destaco la activa y efectiva presencia del estado para asistir a las familias, y que el despliegue preventivo de maquinarias contribuyo a atenuar la emergencia.

Acerca del cuadro de e situación expuso: “Estamos bajo agua, si bien es cierto que ha bajado más de 40 centímetros en el casco céntrico, en gran parte del pueblo aun se mantiene a una altura preocupante, sobre todo porque estamos recibiendo las aguas de las crecidas de la provincia de Salta”. Expuso que “hay casas en algunos barrios que tienen más de un metro de agua en su interior”.

Dijo que se realizaron las evacuaciones preventivas, alojando a las familias afectadas en iglesias, complejos deportivos y casas de familiares, señalando que “si bien el número de familias evacuadas es reducido, el clima constante de lloviznas no indica buenos augurios”.

 

Producción

 

“Esta es una zona ganadera, por ser una zona árida el agua es favorable para el campo, pero los pequeños productores que se establecen en cercanías al Río Bermejo, se ven afectados por esta cuestión, la preocupación en estos momentos es asistir a los barrios ubicados en la zona sur, ya que el agua sigue creciendo”, explicó.

Los camiones y excavadoras pertenecientes a Vialidad Provincial, realizan un intenso trabajo, con el fin de abrir canales hacia ríos externos y así poder evacuar el agua, además desde el día sábado se encuentra funcionando una excavadora anfibia, la cual es imprescindible ya que es la única que puede funcionar en el agua. Es importante destacar que a pesar del clima, el servicio eléctrico funciona de forma normal.

Comentario
Compartir