La obsesión por las selfies esconde problemas mentales

La obsesión por las selfies esconde problemas mentales

Compartir

Según un estudio. El imparable desarrollo de Internet y de las redes sociales provoca que millones de personas compartan diariamente sus fotos en la web. Además, la creciente popularidad de las autofotos o “selfies” las ha convertido en objetivo de diversas investigaciones sobre los comportamientos y formas de vida que reflejan.

Uno de esos estudios corre a cargo de la Universidad de Brunel, Reino Unido, y desvela que los usuarios obsesionados con compartir en redes sociales imágenes de ellos mismos, pueden padecer algún tipo de complicación mental.

Las conclusiones, extraídas del análisis de 555 perfiles de Facebook, determinan que los propietarios de muros en los que predominan selfies presentan cierto grado de narcisimo, un desajuste psicológico que sufren aquellas personas que se admiran demasiado a sí mismos, hasta el punto de levantar rechazo en otros usuarios de la red. Este comportamiento viene motivado por la necesidad constante de refuerzo externo y de llamar la atención.

La baja autoestima solo se mantiene alta mediante los “me gusta” que reciben en sus fotos. Cada vez que una de estas personas publica una imagen suya y recibe un “like”, siente como se llena un vacío interno personal y eso fomenta que repita la acción. Esta situación resulta más evidente si cabe, cuando los usuarios retocan sus retratos antes de publicarlas en la red social.

En la misma línea está el estudio que en 2014 publicó la revista Personality and Individual Differences, en el que investigadores de la Universidad de Ohio constataron que los hombres que suben autofotos constantemente presentan un desorden de personalidad marcado por la incapacidad para relacionarse con los demás de forma correcta y efectiva.

Como veis, el asunto trae cola. Nosotros vamos a seguir investigando esta cuestión y en los próximos días publicaremos una noticia sobre lo que nuestra imagen de perfil en las RRSS dice de nosotros.

Comentario
Compartir