Leopoldo Moreau: “La reforma nos remonta 100 años atrás”

Leopoldo Moreau: “La reforma nos remonta 100 años atrás”

Compartir
A pocos días de asumir como diputado nacional por Unidad Ciudadana, Leopoldo Moreau fue muy duro con las reformas laboral y previsional. De la primera, aseguró que representa “una invitación para llevar adelante despidos”.
Histórico dirigente del radicalismo, por el que fue diputado y senador nacional, y hasta candidato presidencial, Leopoldo Moreau hoy milita dentro del kirchnerismo y a través del mismo vuelve al Congreso, ahora a través de Unidad Ciudadana.

Muy crítico del gobierno de Mauricio Macri, cuestiona duramente el andar de la economía, y habla de un “callejón sin salida” por las Lebacs y la “bicicleta financiera”. Pero en particular es severo con las reformas laboral y previsional. En diálogo con parlamentario.com, sostuvo que la primera está pensada “para facilitar a los grandes grupos económicos desprenderse de personal”, y la segunda “prevé para el año 2018 una brutal disminución de haberes”.

– En la actualidad, ¿cuál es el mayor obstáculo de la economía?

– La bicicleta financiera y el endeudamiento están generando una situación de estrangulamiento de la economía, a punto tal que las agencias internacionales de crédito -que no son precisamente lugares de pensamiento popular- le advierten al Gobierno el riesgo que significa la vulnerabilidad que provoca este endeudamiento descomunal.

– ¿Y de cuánta deuda estamos hablando?

– De 800 millones de pesos diarios solo de intereses, y alrededor de 780 millones por las Lebacs. Es decir, pagamos 1.580 millones de pesos por día que podrían significar dos o tres escuelas diarias, de las 3 mil que Macri prometió construir. Hoy, pasada la mitad de su mandato no construyó ninguna.

– ¿Cuál podría ser el rumbo en torno a la toma de deuda y Lebacs?

– Creo que con las Lebacs y la bicicleta financiera que armaron se metieron en un callejón sin salida, a punto tal que Luis Espert -que debe ser uno de los economistas más liberales y ortodoxos que uno conozca- advirtió que si continuaban con la bicicleta y las Lebacs los bancos locales, que son tenedores de Lebacs-, podrían no llegar a pagar los depósitos a los clientes al advertir que no están en condiciones de pagar los intereses, absorbiendo bonos pero no devolviendo el dinero a los ahorristas.

– ¿Cómo ve la reforma laboral?

– Hay un rebrote de los índices de inflación, pero además se ha complementado con el anuncio de la reforma laboral, que es una reforma absolutamente regresiva y nos remonta 100 años atrás en materia de beneficios y derechos para los trabajadores, que ni siquiera se puede catalogar como pre-peronista. Estas reformas nos dejan por detrás del momento en que se creó la Organización de Trabajo por el año 1919, después de la Primera Guerra Mundial. Prevé la desaparición de las horas extras, la extensión de jornadas de 8 a 10 horas, la disminución de casi en un cincuenta por ciento el monto de indemnizaciones.

– ¿Cuál es el objetivo real de la reforma?

– Es una reforma pensada para facilitar a los grandes grupos económicos desprenderse de personal. Sobre todo aquel que está en el marco de los convenios, el que tiene años de antigüedad, y poder abrir el camino a un trabajo absolutamente precarizado. Esto implica una invitación para llevar adelante despidos y especialmente de aquellos que tienen muchos años de antigüedad, pudiendo ser reemplazados por pasantías y trabajos precarios.

– ¿La reforma previsional es más o menos grave que la reforma laboral?

– La reforma previsional es igualmente grave, porque entre otras cosas, prevé para el año 2018 una brutal disminución de haberes. Con la reforma que propuso el Gobierno, un jubilado dejaría de tener un aumento que le provocaría una disminución en su salario de aproximadamente 900 pesos mensuales, con nueva fórmula 700 pesos. Pero junto con esto, también contempla una extensión en el plazo de la edad jubilatoria, tanto para hombres como para mujeres.

– ¿Es posible que sistema previsional colapse?

– Se va a ver sumamente dañado porque van a disminuir las cargas patronales. Estamos en un escenario preocupante porque todas estas medidas provocarán mayor enfriamiento de la economía y mayor recesión, porque el consumo nuevamente caerá en picada. Esto estrecha los márgenes de acción de la sociedad. Y si a esto se agregan los aumentos tarifarios, los hogares argentinos van a sufrir una poda de ingresos muy importante.

– ¿Qué opina del argumento del Gobierno sobre la necesariedad de la reforma para generar empleo?

– La desocupación llegó a dos dígitos como consecuencia de las medidas que el Gobierno tomó a lo largo del año 2016. La desocupación era de 7 puntos y ahora ascendió a 11. En Gran Buenos Aires es algo mayor porque las decisiones que tomó el gobierno de Macri en 2016 generaron que la desocupación aumentara. Pero además, hay que agregar la pretensión del Gobierno de dejar antes del cierre de 2017, el despido de 40 mil empleados del Estado en la calle del nivel nacional, provincial y municipal.

Se ve todavía mucho más complicado por la situación en la que están las finanzas en la Argentina, que como todos sabemos estamos entre los países que más se endeudaron en el mundo en estos últimos 23 meses. Ocupamos el privilegio de ser los segundos en materia de endeudamiento con 130 mil millones de dólares.

Comentario
Compartir