Obras en el rio Pilcomayo, Insfran recibió a embajador y técnicos paraguayos

Obras en el rio Pilcomayo, Insfran recibió a embajador y técnicos paraguayos

Compartir

El gobernador Gildo Insfran junto al embajador Didier Olmedo Adorno, delegado del Paraguay ante la Comisión Binacional Administradora de la Cuenca Inferior del rio Pilcomayo, presidieron la reunión de coordinación de trabajos que el vecino país ejecutara en la zona critica del curso a fin de lograr que las aguas ingresen a territorio “guaraní”.

Fue en la sala de situación del quinto piso de la sede gubernamental, donde la comitiva paraguaya estuvo integrada además, por la cónsul del Paraguay en Formosa, Haydee Dienstsmair de Pérez

Ricardo Rodríguez del ministerio de Obras Publicas del vecino país y los asesores técnicos Amilcar Troche y Pedro Gaete. El primer mandatario estuvo acompañado por el Jefe de Gabinete, Antonio Ferreira, y los ministros de Gobierno, Jorge Abel González, de Economía, Jorge Ibáñez, de Obras Publicas, Daniel Malich, de Producción y Ambiente, Raúl Quintana, el titular de REFSA, Fernando de Vido, el director de la DPV, Enrique Bellino, el coordinador de la UPCA, Horacio Zambon, entre otros.

Embajador paraguayo

El embajador Didier Olmedo Adorno indico que correspondía venir a coordinar con las autoridades de la provincia de Formosa, tanto a nivel político como técnico, “los trabajos de rehabilitación necesarios que permitan que las aguas del rio Pilcomayo ingresen a territorio paraguayo”.

“En breve estaríamos iniciando los trabajos que permitan tener los canales habilitados en el periodo de aguas altas, y si bien hay acuerdo entre las nacionales en el marco de esta comisión bilateral, es menester coordinar con las autoridades locales ya que involucra a territorio de la provincia. Y el objetivo de máxima es la distribución equitativa de las aguas, que es el espíritu que nos trajo a Formosa, y sobre todo a partir de las inmejorables y excelentes relaciones que mantenemos”, explico.

Comento que expusieron con sus técnicos los “detalles específicos de los trabajos que se harán a partir del escenario que plantea este rio rebelde e impredecible, que hace necesario adecuaciones.

Intercambio de información para poder llevar adelante las labores que se ajusten al objetivo del acuerdo para la administración del rio Pilcomayo, que demanda una dinámica particular ya que junto al agua arrastra toneladas de sedimento”.

Revelo que tienen pensando ejecutar “tareas en la zona de embocadura, donde el canal paraguayo se inicia un kilometro en territorio argentino, y en el mismo trazado haríamos el mantenimiento en una extensión de 45 kilómetros aproximadamente”.

Conto que “proyectamos otras intervenciones de retiro de sedimentos en la zona de Lamadrid, y como innovación por primera vez estaremos utilizando dragas”, comentando que estos equipos permitirán el retiro de mayor cantidad de metros cúbicos de sedimentos que las que posibilitan las retroexcavadoras anfibias,

Revelo el embajador que “el rio esta en un momento histórico, dado que los registros de 60 años muestran que los dos últimos periodos el curso tuvo un comportamiento pobre en cuanto al ingreso de las aguas. Por eso los trabajos deben ser cuidadosos, atendiendo a que lo que vaya hacerse de un lado no dañe a la otra parte”.

“El año pasado se ejecuto una obra muy importante, pero fue totalmente colmatada por los sedimentos”, expuso, para comentar informes técnicos que aluden a la existencia de una pendiente natural hacia el lado argentino que hace que las aguas busquen naturalmente escurrir en nuestro territorio. Aunque entiende que con trabajos de abducción ejecutados convenientemente se puede lograr la distribución de agua de manera equitativa”, sostuvo.

Dijo finalmente que “nos vamos satisfechos por la acogida y comprensión de las autoridades formoseñas”, y por compartir la

coordinación de los trabajos, mas allá que cada uno realiza por su parte lo necesario en su territorio.

Formosa termina tareas este mes

Hay que recordar que el propio gobernador Insfran estuvo en septiembre pasado en la zona de los trabajos, monitoreando y recibiendo los detalles de lo proyectado por parte de los técnicos.

Es que la provincia hace tres meses inicio importantes frentes de trabajo en la corrección y ampliación del sistema de correderas fluviales, además del acondicionamiento y extensión del anillo de defensas, en el marco de las obras que permitan el ingreso de las aguas a todo el Sistema Hídrico Río Pilcomayo – Bañado La Estrella.

Uno de los ingenieros de Vialidad Provincial especializado en estos trabajos en la zona, Christian Peter, anticipo que lo proyectado se prevé finalizar a mediados de este mes de diciembre, es decir con tiempo suficiente antes del inicio del periodo de aguas altas, y que se trata de dar continuidad a la metodología de trabajo que se viene desarrollando desde hace mas de una década en esa región de los departamentos Ramón Lista y Bermejo.

Explico que “existen dos obras, las correderas fluviales y las defensas. La primera de ellas con la función de ejecutar las líneas de escurrimiento principal de las aguas, inclusive que pueda circular los volúmenes que traen alta carga de sedimentos, o sea operar como una efectiva sección hidráulica de conducción, con lo cual se minimizan los desbordes”, añadiendo que “en caso de producirse desbordes, son las defensas las que protegen a los pobladores de que las aguas aneguen zonas habitadas”.

Peter, expuso que “es todo un sistema que funciona en conjunto y que anualmente requiere intervenciones en las zonas consideradas criticas. En este momento la zona de divagación y taponamiento se encuentra en la zona de Pescado Negro a Chañaral y aun más abajo”.

Dijo que se trata del cuarto año que se está trabajando en la zona, canalizándose cauces existentes y otros que se hicieron a nuevo, y comenzaron a ejecutarse las tareas proyectadas de correcciones en sectores donde falta capacidad de conducción de las aguas y ampliaciones en secciones que funcionaron de manera correcta.

Explico que como resultado de los estudios topográficos, datos obtenidos de sobrevuelos a través de drones e incursiones terrestres permanentes, sumado a experiencias de los lugareños baqueanos cuyas opiniones se incorporan a los proyectos de manera permanente, se determinaron sectores de “intervención prioritarias”.

Los dos frentes de trabajo se vincularon en un punto medio, y desde ahí se inicio otra fase de los trabajos, que comprendió desde la zona de la comunidad de La Madrugada aguas abajo o sureste, superándose Chañaral donde se trabajo el año pasado, con lo cual estaremos interviniendo en un tramo cercano a los 40 kilómetros de correderas fluviales”, expuso.

Revelo que se incorporaron otros trabajos como el mantenimiento del anillo defensivo, tanto en lo que hace a su consolidación en sectores donde se determine sea necesario, y algunas prolongaciones aguas abajo.

Comentario
Compartir