Pirané: Desorden en una carrera clandestina

Pirané: Desorden en una carrera clandestina

Compartir

Un desorden de proporciones se produjo en un evento de carreras hípicas en Pirané, el cual no se hallaba habilitado por la autoridad competente y terminó con varios lesionados.
La localidad de Pirané fue epicentro el día de ayer, domingo, en horas de la tarde de un desorden de proporciones, el cual fue la forma en que un grupo de numerosos asistentes a las carreras hípicas no autorizadas, utilizaron para intentar imponer sus pretensiones con el titular del ejecutivo municipal encabezando el desorden.
Todo se estaba desarrollando dentro de un cierto marco de cordura teniendo en cuenta que el evento desde el arranque ya era irregular, situación informada de manera permanente al juez de turno, por parte de los efectivos apostados en las inmediaciones al sitio, es así que se informó a su señoría el inicio de la primer carrera como así la habilitación de boleterías, disponiendo su señoría que se deje constancia de todas las actividades desarrolladas.
Pasadas las 16 horas, en un momento dado un grupo de personas ingresaron mesas y elementos para juegos de azar (cartas, dados; etcétera) disponiéndose los presentes a practicar dicha actividad con apuestas; ante esto se informó nuevamente al juez quien dispuso se haga cesar dicha situación.
Ante esta situación la policía con la orden recibida, ingresó al predio y notifico a los organizadores, momento en el que se generó una discusión en el lugar que se fue magnificando y concluyó con la acción de las personas de arremeter contra los uniformados, con el intendente de Pirané a la cabeza, quienes arrojaron piedras y cascotes a los efectivos, resultando lesionados varios de estos.
Debido a esto los efectivos debieron utilizar las escopetas, disparándose postas de goma a fin de contener a los tumultuosos. Durante la refriega resultaron lesionadas dos personas, siendo una de ellas el diputado provincial Ricardo Carbajal Zieseniss, quienes luego de ser asistidos presentaban lesiones de carácter leves.
Transcurridos unos 25 a 30 minutos, primo la cordura y el diálogo entre las autoridades policiales y el titular del ejecutivo municipal, quien a través del micrófono se dirigió a los concurrentes para calmarlos e informar que las carreras seguirían, no así los juegos de azar, los cuales no se encontraban habilitados.
Por el hecho se realizaron las actuaciones judiciales correspondientes con intervención directa del juez de turno y fiscal.

Comentario
Compartir