Proyecto contra el tarifazo: comienza el debate en el Senado

Proyecto contra el tarifazo: comienza el debate en el Senado

Compartir

El Gobierno afronta una nueva discusión en la Cámara Alta, en medio de la crisis cambiaria y el pedido de auxilio financiero al FMI. Se estima que las semana próxima se firme el dictamen.

El proyecto de la oposición para moderar los aumentos de tarifas empieza a debatirse en el Senado pero no avanzará con la velocidad prevista, dado que el justicialismo aceptó darle tiempo al Gobierno para proponer una alternativa, mientras que Cambiemos pedirá que se convoque a los gobernadores, con el objetivo de desactivarlo.

 

Estaba previsto que en la reunión de este miércoles a las 14:00 las comisiones de Derechos y Garantías, de Minería y Energía y de Presupuesto y Hacienda el Bloque Justicialista firmara el dictamen del proyecto para llevarlo al recinto la semana próxima, pero eso cambió en las últimas horas.

 

La bancada que encabeza Miguel Pichetto dará la discusión en ese encuentro pero esperará hasta la reunión siguiente, prevista para el martes de la semana próxima, para firmar el dictamen, con lo que le abrió una puerta al Gobierno para buscar una alternativa a su esquema de aumentos en electricidad, gas y agua.

 

No obstante, el interbloque de Cambiemos que preside el radical Luis Naidenoff y coordina el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, pedirá en la reunión de este miércoles que las comisiones inviten a los gobernadores a dar su opinión, con la esperanza de que bloqueen el avance del proyecto.

 

La mayoría de los mandatarios provinciales peronistas, jefes políticos de muchos de los senadores que integran la bancada de Pichetto, ya se pronunciaron en contra de que el Congreso fije el esquema tarifario y el oficialismo quiere que concurran al Senado para ratificar esa postura.

 

El proyecto, que retrotrae las tarifas a noviembre de 2017 y dispone que los aumentos para usuarios residenciales no pueden superar el índice de variación salarial, ya fue aprobado en Cámara de Diputados por el justicialismo, el massismo y el kirchnerismo, pese a las declaraciones en contrario de los gobernadores.

 

En el Senado, el oficialismo considera que si los mandatarios provinciales concurren personalmente para pedir que la iniciativa no avance, el Bloque Justicialista -que tiene 24 votos, uno menos que Cambiemos- desistirá.

 

Sin embargo, fuentes de la bancada que preside Pichetto señalaron que eso no ocurrirá a menos que asista la totalidad de los gobernadores, algo que ven poco probable hasta el momento.

 

La estrategia de Cambiemos incluye convocar también a las empresas provinciales de servicios públicos, a las que el proyecto de ley obliga a devolver lo que cobraron hasta ahora por los aumentos que se realizaron desde noviembre a la fecha.

 

El oficialismo intentará así dos formas distintas de disuadir a la oposición de avanzar con el proyecto para evitar que se convierta en ley y que el presidente Mauricio Macri lo vete, mientras aguarda la respuesta del Gobierno frente a la ventana de tiempo que le abrió el justicialismo.

 

Por su parte, el kirchnerismo, que está en minoría frente a esas dos bancada, insistirá en la reunión de este miércoles en su pedido para firmar dictamen y someter a votación el proyecto de la senadora Cristina Kirchner que retrotrae las tarifas a inicios de 2017 y dispone un congelamiento.

Comentario
Compartir